Llega la XXIV edición del Descenso del Sella Adaptado. 135 deportistas con distintos grados de discapacidad física competirán el próximo domingo, 30 de julio, por llegar los primeros a la línea de meta, en Ribadesella, a bordo de sus piraguas K-2, embarcaciones especialmente diseñadas por la Escuela Asturiana de Piragüismo.

La prueba se desarrolla una semana antes del Descenso Internacional del Sella y está organizada por la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física del Principado de Asturias (Fedema) y del Real Patronato sobre Discapacidad.

En función del nivel de la lesión de cada uno de ellos se establecen dos categorías de competición, la A, que agrupa a los afectados por lesiones más leves (un total de 84 participantes); y la B, con la presencia de usuarios de silla de ruedas, especialmente lesionados medulares (51 deportistas), un 18,60% más que el año pasado.

Linkedin
YouTube
Facebook