Los miembros de la plantilla se acercaron a sus seguidores y les ofrecieron levantar la Copa que acababan de lograr. Uno de ellos la recogió y la llevo hacia la posición de un aficionado del Copenhague en silla de ruedas.

Con la ayuda de dos personas por sus problemas de movilidad, el aficionado alzo la copa al cielo acompañado de los cánticos de todo el grupo de hinchas así como los propios jugadores. Lo hizo con una sonrisa de oreja a oreja, algo que ninguna diversidad funcional pudo impedir.

El Copenhague reafirmó su dominio en el fútbol danés al firmar este fin de semana otro doblete tras conquistar tanto la liga como la copa. Fue en el partido de Copa donde se vio una imagen de esas que sirven para explicar la grandeza del fútbol. Durante la vuelta de honor del equipo, después de vencer la final copera por 3-1 al Brondby, los jugadores decidieron celebrar el título con los aficionados de una manera muy especial.

Esta conmovedora imagen es de las que recuerdan los verdaderos valores del fútbol y de las que gusta ver a cualquier aficionado a este deporte.

Linkedin
YouTube
Facebook